DOI: 10.19130/coreecom.clh.2019

Imagen-Presentacion

Nivel diastrático

 

Resulta difícil de determinar la procedencia étnica-social del amanuense, sin embargo, es de suma importancia ya que la identificación de dicho parámetro permite advertir cuándo surge el español “mestizo”, qué influencia pudieron ejercer las lenguas indígenas en determinadas regiones y, por último, si el habla de los negros tuvo alguna repercusión en el español en México, más allá del léxico. Al respecto Lipski advierte:
 
”El español de América ha recibido contribuciones lingüísticas y culturales de los cuatro continentes. Además de la herencia patrimonial europea y de los frutos del contacto con las poblaciones indígenas de los dos continentes americanos (sic), el español entró en contacto con lenguas africanas, habladas por decenas de miles de africanos […]” (2002: 110).

Además, coincidimos en lo fundamental con lo que señalan Frago Gracia y Franco Figueroa:
”Pensar que todos los rasgos constitutivos del español americano tienen su raíz en la lengua de los emigrados españoles resulta un grueso disparate científico, pues ello supondría tanto como negar toda posibilidad de innovación a los hablantes hispanoamericanos […] Pero también resulta ser un error de busto, desenfoque sin duda más grave que el anterior, dar por sentado que los aspectos más importantes, o lingüísticamente fundamentales, del español de América se han desenvuelto a espaldas o con independencia del español de España” (2001:11).

Consideramos, pues, que el español novohispano tiene raíces peninsulares; no obstante, la nueva realidad, el contacto con las diferentes lenguas indígenas, con lo africano, conllevan la formación de una lengua propia, una lengua “mestiza”.

Lo anterior conlleva un trabajo riguroso:  se coteja el macrocontexto, la letra, la firma y cualquier elemento que pueda servir para determinar el origen del amanuense. Es pertinente aclarar, que dado el rigor de selección, no siempre se encuentran documentos de todos los grupos propuestos para cada período.  

Se ha estipulado la recopilación de textos que pertenecen a los siguientes grupos*:

  • Españoles.
  • Criollos (hijos de españoles nacidos en la Nueva España).
  • Mestizos (hijos de españoles e indios).
  • Indios.
  • Negros y mulatos.

Además, dadas las características heterogéneas de las ciudades o centro urbanos coloniales, se considera también la recopilación de documentos de portugueses, italianos  y judíos (sefarditas); ya que el análisis de estos textos permitirá constatar  no sólo la adaptación de los hábitos lingüísticos novohispanos en el habla de estos grupos, sino también sus posibles influencias en el español mexicano, sobre todo en el nivel léxico.

Por último, nuestros documentos se encuentran divididos en escritos realizados por mujeres y documentos realizados por hombres. Esto permitirá conocer si hay diferencias y de qué tipo entre ambos sexos.

* Nuestra clasificación se basa en los cánones de la época, aunque hay que advertir que en un principio se designaba a los negros nacidos en la Nueva España como criollos; asímismo los indios podían recibir el nombre de naturales.

 

 

 icono-final