PULQUE PARA EL REVOLTIJO DEL PADRE SOTO.

DIÁLOGO ENTRE BIEN-PICA, Y SU

CRIADA ANTOÑETA.[1]

 

 

BIEN-PICA: Tán, tán.

ANTOÑETA: ¿Quién es?

BIEN-PICA: Abre.

                    Trae[2] el almuerzo.

ANTOÑETA: Aquí está ya, siñor.

BIEN-PICA: Estamos frescos. ¿Para que hiciste revoltijo,[3] no sabes que no me gusta?

ANTOÑETA: Pensaba que le gustaba a usted, merced, porque anochi le dijo su merced[4] a aquel otro siñor, que le había gustado el revoltijo.

BIEN-PICA: Pues entendiste el cuento al revés; mas tomaremos ese segundo revoltijo.

                     Quizá no me indigestará.

ANTOÑETA: No, señor: ahí le tengo a su merced Pulque.

BIEN-PICA: ¡Excelente cosa!

ANTOÑETA: (Interin almuerza su amo, se sienta en una silla, y campaneando los pies canta)


 En el paño más fino

   Cayó un mancha

 Y en el más entendido

Una ignoranci...


 Siñor: le quería preguntar su merced. ¿isque se ha levantado un padre          dominico? El padre Coto... o Boto... no me acuerdo.

BIEN-PICA: Mentira: El pade Soto,[5] pero ¿cómo o en qué modo se ha levantado?

ANTOÑETA: Yo lo oyí decir en la calle, que a todos los escritores los estaba tirando.[6]

BIEN-PICA: No a todos: así entienden las gentes las cosas al revés. El padre Soto con quien ha chocado es con El Pensador Mexicano....[7]

ANTOÑETA: Asquan...[8]

BIEN-PICA: Y lo está desafiando en su papeles.

ANTOÑETA: ¡Ay,[9] caramba! ¿Pues que ya los padres desafían?

BIEN-PICA: Tampoco tú entiendes las cosas: lo desafía pero a un certamen literario.

ANTOÑETA: Mas que nunca me desafié a mí porque isque no le deja[10] al siñor Pensador ni gotica de crédito, y le dice muchas cosas malas, hasta que es... vaya... ¿is que es hereje El Pensador Siñor?

BIEN-PICA: Calla: qué hereje ha de ser, ni qué Canastas, no creas esas abusiones.[11]

ANTOÑETA: Y así, dicen luego, que nosotros las indias somos abusioneras.

BIEN-PICA: Lo que hay es que el padre Soto se exaltó de bilis, o de quién lo sabe, pero se precipitó en extremo grado.

ANTOÑETA: ¡Válgame, Dios! Para qué se meterán en esto los Padres de mi alma.

BIEN-PICA: Bien podía meterse, sin abusar de los derechos sagrados de la sociedad.

ANTOÑETA: ¡Qué capaz que yo le sirviera a ese padre!

BIEN-PICA: Con él te tengo de mandar para que te dome.

ANTOÑETA: Pues ¡cuándo, amoroso lego!... Voy a traerle el pulque.

BIEN-PICA: ¡Y qué fresco está! Ve tú, así me gusta lo picosito de él, es tractivo al pulque [sic] y éste suaviza aquél, siendo muy grato al paladar. “Antoñeta, tú lo entiendes”...

ANTOÑETA: ¿Le hago a su merced más revoltijo para el mediodía?

BIEN-PICA: Me parece que a ti también te gusta el revoltijo.

ANTOÑETA: ¡Oiga su merced!... ¡Oiga su merced!

BIEN-PICA: ¡Qué he de oír!

ANTOÑETA: ¡Oiga su merced, cómo va gritando un muchacho Revoltijo del P. Soto![12]

BIEN-PICA: Ese revoltijo no está escrito en tu libro de cocina.

ANTOÑETA: ¿Pues qué revoltijo?

BIEN-PICA: Un revoltijo que sabe hacer el padre Soto, pero no es tan sabroso, porque cuando lo dio, fue sin pulque.

ANTOÑETA: ¿Pues qué hasta en cosas de cocina da voto ese padre?

BIEN-PICA: Sí, pero le carga mucho la mano a los bocaditos que hace.

ANTOÑETA: Pues que les cargue la mano, porque yo no le he de enseñar a sazonar.

BIEN-PICA: Más harías, pues dice un adagio: de la olla que no has de comer, déjala bien

                     cocer.[13]

ANTOÑETA: Pues yo creía que de verdá su merced me quería despachar con ese Padre.

BIEN-PICA: No seas candorosa, Antoñeta: y si llegara el caso ¿qué hicieras?

ANTOÑETA: ¡Dios me libre! Sería necesario apelar al peyote[14] o a....

BIEN-PICA: Calla, no seas bruja.

ANTOÑETA: No, sioñr [sic], éstas no son brujerías: cada uno usa de sus armas, y yo de la mías, como ese padre usa de las suyas; pero dígame su merced ¿que el padre hace revoltijo para vender?

BIEN-PICA: Sí lo hace, mas de un modo admirable, y de diverso modo que tú piensas, porque su guisado se contrae[15] a su dedicación literaria, que como agua va en la Historia, Theologia,[16] Filosofía, Moral y... pero, en tanto, qué arenas se hallará quien reúna tantas especies en un solo platillo.

ANTOÑETA: Bien dijo el vecino antier a mi comadre, a tiempo que yo pasaba, y le decía, que no le llevaba el papel del padre Soto, porque no lo había de entender,porque no tenía pies ni cabeza; mi comadre decía que se lo llevara, que lo quería ver, y el vecino le respondió: si has visto un pleito de pelados, esto es nimás ni menos. Y según yo veo, ese padre, señor, es de muchas campanillas.[17]

BIEN-PICA: ¡Y dale con el padre!... porque te he explicado el estado de su asunto quieres tú ya, indagarlo todo: ¿quién te mete en eso?

ANTOÑETA: ¿Quién ha metido al padre en que se meta con todos?

BIEN-PICA: Pero el padre es padre...

ANTOÑETA: Y yo la cocinera de su merced.

BIEN-PICA: ¿Quién le mete a Juan Bonete[18] en lo que no le compete?

ANTOÑETA: ¿Y quién le mete al padre a guisandero, si no sabe... si no estudió sino para padre... valiera más que dijera su misa.. y no que por él ya me está su merced regañando.

BIEN-PICA: Calla, y otra ocasión no digas delante de mi “guisandero”: que te sirva degobierno.

ANTOÑETA: ¡Ahora sí que hasta la cocina se ha metido el padre Soto, pues parece que dijo: “allá voy con todo y botas, ni las espuelas me quito.”[19]

BIEN-PICA: ¡Quita de aquí, refranera, que no tienes en la boca otra cosa que esas palabras: retírate....

ANTOÑETA: ¿Y si no?... Que llamen al padre Soto...

BIEN-PICA: ¡Quita de aquí o te doy de patadas!...

ANTOÑETA: ¿A mí patadas?....

BIEN-PICA: A ti... a ti.... (le da)

 

 

Nota

 

Mañana se concluirá este diálogo con otro medio pliego.

 
 


[1] México: Imprenta de don Manuel Salas, calle 3 de San Francisco [Cf. nota 1 a Revoltijo del padre Soto, en este volumen], 1820, 4 pp. Pulque. Bebida que se obtiene del agua miel fermentada. Es derivada del jugo del maguey.

[2] trahe en el original.

[3] revoltijo. Cf. nota 6 a Contestación interesante al Español Preocupado, en este volumen.

[4] mrd en el original, después aparece mrcd y mecd.

[5] Fray Mariano Soto. Cf. nota 13 a Verdadera prisión y trabajos del padre Lequerica, en este volumen.

[6] Uso erróneo de ‘v’ y ‘b’; ‘y’ y ‘ll’, así como el uso indiscriminado de mayúsculas y minúsculas en todo el folleto.

[7] Véanse los textos Artículos comunicados; Artículo comunicado; Descubierto el carácter de la pluma impía...; y El carácter de El Pensador Mexicano, en este volumen.

[8] Asquan por Ascan (Axcan, pronunciado aschan, del mexicano axcan, agora) Interjección empleada cuando se logra entender o realizar algo: ‘Ahora está bien, así es’, usado vulgarmente. Santamaría, Dic. mej.

[9] ai en el original.

[10] dexa y déxala, arcaísmos.

[11] abusiones. Superstición, agüero.

[12] Revoltijo del padre Soto. Véase el folleto anterior.

[13] De la olla que no has de comer, déxala bien cocer. “‘Lo que no has de comer, déxalo bien cocer’. Refrán que reprehende à los que entremeten é incluyen voluntariamente en lo que no les toca: y enseña lo arriesgado que es executarlo.” Dic. autoridades. Existe en la actualidad la variante: “Agua que no has de beber, déjala correr”, que no recoge esta fuente.

[14] peyote. Del azteca peyotl, lo que alucina o da valor. El peyote es una “especie de biznaga sin espinas, que mide unos diez o doce centímetros y sobresale del suelo apenas uno, por lo cual a veces le llaman también raíz. [...] Contiene una sustancia narcótica, que ha sido objeto de grandes estudios por sus propiedades físicas y químicas, sustancias que las ajaos usaban como fortificante, untándosela en las piernas para resistir grandes jornadas, y en la cual decían que ‘los que la comen adivinan y practican lo que gustan’ [...]. Algunas tribus como los huicholes y los tarahumaras, entre las cuales se llama hícore, o jículi, o jícore, o hiculi, lo consultaban a modo de oráculo, haciendo que lo tomará el médico o payni, para que se pusiera en estado de visión profética.” Santamaría, Dic. mej.

[15] contrahe en el original.

[16] Theología en el original.

[17] ser de muchas campanillas. “Tiene muchas campanillas, ò es hombre de muchas campanillas. Phrases para expresar, y ponderar que uno es digno de toda estimación, por su grande literatura, empleos, y prendas personales, adquirídas ò heredadas.” Dic. autoridades.

[18] ¿Quién le mete a Juan Bonete en lo que no le compete?. Equivalente a “¿Quién te manda mecer olla que has de comer?” o “¿Quién te ha dado vela en el entierro?” Frases que se usan para censurar a aquel que interviene en asuntos ajenos. Cf. Francisco Rodríguez Marín, Más de 21, 000 refranes...

[19] Allá voy con todo y botas, ni las espuelas me quito. Equivale a “Allá va esta carnero, a ver si topa” e incluso a “A darle que es mole de olla”, “ilocución tan vulgar como usada...no es mas que una invitación a hacer tal o cual cosa, pero luego luego, sin tardanza”; otra frase afín sería: “Adentro, ratones, que todo lo blanco es harina” que “vale tanto como decir que es el momento oportuno para aquello a que se invita o que se desea que se haga, por ser propicias las circunstancias para el logro del fin que se persigue”. Cf. Darío Rubio, Refranes, proverbios..., p. 11, 14.