NOTICIOSO GENERAL

del viernes 5 de noviembre de 1819[1]

 

[Remitido]

 

Señor Pensador. Suplico a usted tenga la bondad de escucharme una preguntita que me ha ocurrido consiguiente a la lectura del Pleito de las calaveras,[2] que, aunque no es de mucha importancia, no me estaría por demás el saberla.[3]

 

Ya señor que se juntaron
Sus acciones relatando,
Las calaveras deseando
El lauro que disputaron.
¿Si los votos se empataron
Y no sabemos cuál fue
El supra locum, por qué
Ha de acabar en boleras[4]
Negocio de calaveras
Y no en el requiem ete?[5]

De usted afectísimo.

 

El Tío Tapa[6]

 


[1] Núm. 601, pp. 3-4. En el Noticioso General, 12 nov. 1819, Fernández de Lizardi responde con un artículo titulado “Contestación a la preguntita que se hizo a El Pensador en el número 601 de este periódico”. Cf. Obras XIV-Miscelánea, pp. 215-216.

[2] Pleito de las calaveras. El título es El pleito de las calaveras, del lunes 1 de noviembre de 1813 corresponde a uno de los Suplementos de El Pensador Mexicano. Cf. Obras III-Periódicos, pp. 321-329. Fernández de Lizardi lo menciona en Anatomía o disección moral de algunas calaveras, descrita por El Pensador Mexicano. Cf. Obras X-Folletos, p. 205.

[3] Fernández de Lizardi responde: “Señor Tío: yo pudiera remitir a usted a las calaveras para que ellas respondieran su graciosa pregunta; pero creo que usted ni ha de querer satisfacerse en los cementerios, ni tampoco preguntarlo a las calaveras andantes; y así, aventurando la respuesta, diré a nombre de las calaveras lo que sigue: Todas ellas se juntaron,/ alegando picardía/ en pos de la primacía/ a que indignas aspiraron./ La primera, a quien miraron/ con cariño (ya se ve,/ por pacífica) ésa fue/ la que dictó las boleras,/ pues en vano a calaveras/ se canta requiem, etcétera.” Cf. Obras XIV-Miscelánea, pp. 215-216. En esta contestación Fernández de Lizardi hace a su vez una pregunta en verso al autor, de cuya respuesta no tenemos noticia.

[4] acabar en boleras. Acabar en engaños.

[5] requiem ete. “Y no esté muerto”.

[6] Suponemos que es El Pensador Tapatío. Autor de Todos pensamos. O carta de un Pensador Tapatío a El Pensador Mexicano, El Pensador Tapatío a sus Censores, Señor Pensador Mexicano, ésta es la tercera carta. Véanse en el volumen dos de esta Antología. Y de Cuarto papel de El Pensador Tapatío, Guadalajara: Impreso en la Oficina de Petra Manjarrés, 1820, 18 pp.