NOTICIOSO GENERAL[1]

del 13 de noviembre de 1820

 

Artículo comunicado

 

 

Señor editor:[2] Sírvase usted estampar estos rengloncitos en su Noticioso General:

Señor Fernández de Lizardi, ingenioso caballero de las Rociadas[3] ¿en qué quedamos?, mi “Proclama  en honor de los militares”[4] ¿contiene proposiciones heréticas y sapientes haeresim[5] o no? Si lo primero, cual usted asegura en su altisonante y rociante impreso ¿por qué no ha puesto usted en obra su conminatoria jurídica denuncia? Y si lo segundo, cante usted la palinodia[6] en público y confiese que su pluma es fanfarrona, delirante, injuriosa, provocativa. Paisanito: a esto se expone la pedantería mordicante y presuntuosa. Yo no soy sabio Pensador, me avergonzaría si tal título me diesen: pero soy sí fraile honrado y me es preciso vindicarme de las negras notas con que usted se atrevió a ensuciar mi buen nombre en sus pestíferas Rociadas. ¡E[h]a! que va deveras, con éstas son dos reconvenciones que hago a usted sobre el asunto en este mismo periódico:[7] no se exponga usted a la tercera, porque le he de dar mucho en qué pensar, y bien sabe usted que “quien llama al toro aguante la cornada”.[8]

Deseo a usted acierto y sinceridad, su capellán.

 

 

F[ray Mariano Soto][9]

 


[1] Núm. 761, p. 3. Cf. nota 1 a Pregunta a El Pensador Mexicano sobre el Montepío, en este volumen.

[2] editor del Noticioso. Cf. nota 2 a Artículos comunicados, en este volumen.

[3] Rociada de El Pensador a sus débiles rivales. Cf. notas 1 y 41 a También al verdugo azotan, en este volumen.

[4] Proclama en honor de los militares. Cf. nota 5 a Artículos comunicados, en este volumen.

[5] heréticas y sapientes haeresim. Cf. notas 6 y 7 a Artículos comunicados, en este volumen.

[6] cantar la palinodia. Cf. nota 5 a Cáustico a dos escritores  alcaldes rebuznadores... y nota 10 a Artículos comunicados, ambos en este volumen. Fernández de Lizardi escribe al inicio de La Palinodia de El Pensador...: “Padre Soto: menos gritos y más razones, menos amenazas y más cuidado en escribir [...] hasta aquí usted no sabe dónde está la hedentina o hedor de su papel a herejía. Voy a decir lo que pienso como Pensador. Si usted me convenciere de que yerro en mi juicio, CANTARÉ LA PALINODIA con toda sinceridad; y si no me convence, el público sabio conocerá que usted se equivocó como hombre y se quiere sostener como lo  mismo [...]. Ya canté la palinodia, padre Soto ante el público. Quedo responsable a las resultas y después de todo, le aseguro la amistad de su servidor”. Cf. Obras X-Folletos, p. 371, 376, 377.

[7] El Noticioso General publicó el 13 de octubre de 1820 el primer Artículo comunicado de fray Mariano Soto. Véase en este volumen.

[8] Quien llama al toro aguante la cornada. Cf. nota 4 a [Sobre ciudadanía], en este volumen.

[9] Fray Mariano Soto. Cf. nota 13 a Verdadera prisión y trabajos del padre Lequerica, en este volumen.