GACETA DEL GOBIERNO DE MÉXICO

del jueves 17 de febrero de 1814[1]

 

 

Impreso. Palos a El Pensador[2] se hallará en el puesto de la Gaceta[3] a 1 real.[4]

 

 


[1] T. V, núm. 528, p. 196. Gaceta. Cf. nota 32 a [Contestación a Quien llama el toro...], en este volumen.

[2] Véase el siguiente folleto.

[3] puesto de la Gaceta. Estaba en el Portal de Mercaderes. “La literatura impresa se vendía en cajones, alacenas y librerías. Los cajones eran pequeños puestos que estaban sobre ruedas para transportarse con facilidad, en los que se expendían variadas mercancías; las alacenas eran tiendas de mayor tamaño y estaban conformadas por anaqueles y armarios fijos, tenían mostrador para atender al público y puertas, y lógicamente su mercancía era más abundante; tenían ‘fuera de su recinto en sus lados y al frente mesitas y otros recipientes con vendimias y juguetes, de que resulta estrecharse el paso así de los claros de los arcos, como del centro del Portal, que es por donde la gente circula’. Tanto en la alacena como en las librerías se vendía, además de libros, revistas y periódicos, objetos de perfumería y medicinas, sin embargo, estas últimas eran más grandes y se localizaban en las accesorias de las casas.” Cf. Lilia Guiot de la Garza, “El Portal de Agustinos: un corredor cultural en la ciudad de México”, en Laura Suárez de la Torre y Miguel Ángel Castro, Empresa y cultura en tinta y papel (1800-1860), p. 236.

[4] real. Cf. nota 4 a Carbón en abundancia, en este volumen.