EL APRENDIZ DE TODO Y OFICIAL DE NADA

AL SEÑOR AMANTE DEL MÉRITO[1]

 

 

 

Muy señor mío, como soy Aprendiz de Todo y Oficial de Nada, para medio salir de mis ignorancias, me propuse leer cuantos papeles públicos vinieran a mis manos. Efectivamente he sido suscriptor del Diario,[2] de la Gaceta,[3] del Semanario,[4] de las obras de El Pensador,[5] de cuantos discursos salieron la vez pasada, del Noticioso[6] y últimamente de todo lo del día. En medio de mi tardo entendimiento y de la ninguna tintura de escritor, he tenido la curiosidad de hacer una colección de lo perteneciente a enseñanza de primeras letras, y he procurado asistir a la mayor parte de sus funciones públicas. [...][7]

 

El Aprendiz de Todo y Oficial de Nada

 



[1] México: Oficina de don Alejandro Valdés, 1820, 4 pp.

[2] Diario. El Diario de México se publicó en la ciudad de México por poco más de 11 años: de octubre de 1805 a enero de 1817. De 1805 a 1812 el Diario se caracterizó por conceder espacio a asuntos literarios y culturales; del 10 de diciembre de 1812 hasta su desaparición en 1817, y habiendo cambiado sus editores, este cotidiano se convirtió en un periódico político. Véase Esther Martínez Luna, Estudio e índice...

[3] Gaceta. La Gaceta del Gobierno de México fue editada de 1810 al 29 de septiembre de 1821. El origen de todas las Gacetas de México es una primera hoja, no periódica, que apareció en 1671, contenía noticias del exterior y relaciones de prodigios. De enero a julio de 1722 se publicó la Gaceta de México y noticias de España. Reapareció en 1728 como publicación mensual, y duró hasta 1739. La Gaceta de México apareció en enero de 1784. La dirigía Manuel Antonio Valdés “ésta —dice García Icazbalceta— ‘vino a ser como el origen de los periódicos oficiales, que con varias denominaciones y sin interrupción notable se han conservado, hasta el día de hoy. La Gaceta de Valdés terminó a fines de 1809 (por entonces ya la redactaba López Cancelada) pero le siguió inmediatamente la Gaceta del Gobierno de México cuyo primer número apareció el 2 de enero de 1810. Adquirió gran importancia el periódico con motivo de la Guerra de Independencia, comenzado un poco después, y vino a ser en manos del gobierno español un arma poderosa contra sus adversarios. Duró hasta el 29 de septiembre de 1821, tomando desde el siguiente número el nombre de Gaceta Imperial [...] Al convertirse en gubernativa, no trae sino política y noticias.” Cf. Justo Sierra, Antología del Centenario, II, pp. 1050-1051. En mayo de 1823 cambió de nombre, se llamó entonces Gaceta del Gobierno Supremo de México. En 1824 apareció como Gaceta del Supremo Gobierno de la Federación Mexicana hasta el 31 de mayo de 1825.

[4] Semanario. Cf. nota 16 a La Mujer Constitucional..., en este volumen.

[5] En 1820 Fernández de Lizardi estaba publicando El Conductor Eléctrico. Cf. nota 3 a Respuesta del padre Soto..., en este volumen.

[6] Noticioso General. Cf. nota 1 a Pregunta a El Pensador Mexicano sobre el Montepío, en este volumen.

[7] Resumen de texto omitido: Continúa comentando los exámenes de primeras letras y llama “periquitos” a los niños por los ejercicios de silabeo, sobre los ejercicios de caligrafía y la enseñanza de las reglas ortográficas.