DIARIO DE MÉXICO

del jueves 12 de noviembre de 1812

 

El Contrito[1]

 

 

Arrepentido voyme a confesar:
jamás a delinquir he de volver.
¡Oh, mi Jesús!, ¿querrásme perdonar?
De culpa tanta ¿quién me ha de absolver?
Pues si ningún pecado he de ocultar,
decir al confesor he menester,
¡Oh Dios mío!, que soy un subscriptor
de dos papeles: DIARIO y PENSADOR.[2]

 

 



[1] T. XVII, núm. 2599, p. 563.

[2] Pensador. Cf. nota 4 a Primer número de [El] Juguetillo, en este volumen en el texto anterior.