CONVERSACIÓN DEL BARBERO Y SU MARCHANTE[1]

 

 

[...][2]

 

En el asunto del padre Lequerica[3] ha salido un santo padre cándido,[4] que sea por Dios: El Pensador decía que tenía esperanzas de sus adelantos, y creo que debe perderlas, porque todo se le ha olvidado, necesitando repasar desde la gramática castellana.

 

[...][5]

 

México, agosto 30 de 1820.

 
 


[1] México: En la Oficina de don Alejandro Valdés, 8 pp.

[2] Resumen de texto omitido: Sobre la Constitución y su falta de aplicación a tres meses de haberse jurado en la capital del virreinato, por ejemplo en lo referente a libertad de los presos que no merecen castigo corporal, a la mala elección de diputados y otras constantes infracciones del código constitucional.

[3] Lequerica. Cf. nota 25 a El Teólogo Imparcial, número 1, en este volumen.

[4] Se refiere a fray Mariano Soto. Cf. nota 13 a Verdadera prisión y trabajos del padre Lequerica.

[5] Resumen de texto omitido: sobre violación de la Constitución en pensiones, milicia, guerra, y sobre actitudes antipatrióticas.